5 de enero de 2014

Vida política de Luis Somoza Debayle

 Vida  política de Luis Somoza Debayle

 Anastasio fue elegido presidente por primera vez el 5 de febrero de 1967
Tras el asesinato de su padre en 1956, el mayor de los Somoza, Luis Somoza Debayle, accedió a la presidencia. Anastasio y sus hermanos Luis y Lillian heredaron un patrimonio de 200 millones de dólares de la época, fortuna que los hermanos triplicaron con el paso del tiempo. 

Poco antes de la muerte de su hermano, Anastasio fue elegido presidente por primera vez el 5 de febrero de 1967, derrotando al candidato presidencial de la Unión Nacional Opositora (UNO), Fernando Agüero Rocha (conservador), debido a la Masacre de la Avenida Roosevelt (en la capital Managua) 2 semanas antes el 22 de enero, en la cual la GN disparó contra una manifestación de la oposición en la que hubo varios muertos (que hasta hoy no se sabe su número exacto) y él asumió el poder el 1 de mayo de ese mismo año, además de estar a cargo de la jefatura de la Guardia Nacional en diferentes períodos, en el Estadio Nacional General Somoza (hoy es el Estadio Nacional Denis Martínez), bajo estrictas normas de seguridad, debido a la existencia de la guerrilla Frente Sandinista de Liberación Nacional FSLN, fundada en 1961 por Carlos Fonseca Amador, hijo de doña Agustina Fonseca y don Fausto Amador, administrador de los bienes de familia Somoza. 

Sucedió al Doctor Lorenzo Guerrero Gutiérrez, que sustituyó al Doctor René Schick Gutiérrez al morir este por un infarto el 3 de agosto de 1966. Luis había fallecido el 13 de abril del mismo año antes de la toma de posesión de su hermano.

Durante su gobierno se instalaron importantes entidades estadounidenses en Nicaragua como: Citigroup, Bank of America, Chase Manhattan Bank, Morgan Guaranty Trust, Wells Fargo Bank, Banco de Londres Y Montreal Limitado, Sears, Westinghouse y Coca Cola. Además de grandes centros comerciales y discotecas de moda estilo americano, algunas de ellas fueron: La Tortuga Morada, Scorpio, El Sapo Triste, Discoteque a Go-Go, The Happening, 113 Club, Grand Central, Adlon Club, las de mayor tamaño en la región. El primer aguinaldo en la historia de Nicaragua lo otorgó Somoza Debayle a finales de la década del 70.

Importantes centros médicos y culturales se construyeron por auspicio de su esposa, la primera dama de la nación doña Hope Portocarrero. Durante aquella época el turismo se incrementó notablemente en el país.

Una importante gestión que Somoza Debayle logró en 1972 fue convencer a los Estados Unidos de levantar el embargo y aislamiento en el que tenían a Haití, después que este visitó aquel país junto a su esposa Hope. Para tal ocasión, conociendo el propósito de los Somoza en brindarles ayuda diplómatica, el presidente Jean-Claude Duvalier, mandó a comprar una nueva limosina blindada Mercedes Benz directa de la fábrica en Alemania. Bautizaron la carretera del aeropuerto de Puerto Príncipe como Avenue Somoza, se declaró una semana de fiesta nacional y se construyeron arcos a la entrada de la capital, bailes y cenas en el Palacio Nacional se realizaron en honor de los Somoza.

El 1 de mayo de 1972 entregó el poder a una Junta Nacional de Gobierno, compuesta por Fernando Agüero Rocha (conservador), Roberto Martínez Lacayo y Alfonso Lovo Cordero (liberales nacionalistas) puesto que el año anterior se firmó un pacto entre el Partido Liberal Nacionalista (PLN) y el Partido Conservador de Nicaragua (PCN) (el 28 de marzo de 1971 en la Sala Mayor del Teatro Nacional Rubén Darío) para así reelegirse en 1974. El pacto se conoce popularmente como kupia kumi (un solo corazón) en idioma miskito.

Pocos meses después el 23 de diciembre del mismo año un terremoto devastó la capital de la nación, Managua, dejando más de diez mil muertos y prácticamente destruyó el centro de la ciudad. Se declaró la ley marcial, convirtiendo a Somoza, entonces jefe de la Guardia Nacional, en el dirigente de facto del país. Posteriormente se descubrió que la familia Somoza se había apropiado de la mayor parte de la ayuda internacional ofrecida tras el terremoto. Su amigo, el archimillonario estadounidense Howard Hughes, que estaba hospedado en el Hotel Intercontinental Managua (actual Hotel Crowne Plaza), huyó del país en forma misteriosa, pues se había ido de Estados Unidos huyendo del fisco.

Pese a todo, Somoza fue reelegido presidente en las elecciones generales del 1 de septiembre de 1974 y tomó posesión del cargo el 1 de diciembre del mismo año en el Teatro Nacional Rubén Darío, debido a la existencia del FSLN; su interés en seguir manteniéndose en el poder y represión a la población le provocó la pérdida de apoyo de los sectores antes aliados, como la oligarquía, Estados Unidos y la Iglesia Católica.

Pocas semanas después, cerca de las 11 de la noche del 27 de diciembre del mismo año un comando del FSLN al mando del comandante Eduardo Contreras e integrado por Hugo Torres, Joaquín Cuadra Lacayo, Javier Carrión McDonough (ambos futuros jefes del Ejército de Nicaragua en los periodos 1995-2000 y 2000-2005 respectivamente) y otros 9 guerrilleros, asaltó la casa del Doctor José María Castillo Quant, Ministro de Agricultura y Ganadería, ubicada en el Colonial Los Robles, en Managua. 

El asalto se dio después de que salieron de la casa (donde se celebraba una fiesta) el Embajador de Estados Unidos Turner Shelton y el general José R. Somoza (su hermano por parte de padre) quienes tenían guardaespaldas. Allí fueron tomados como rehenes varios miembros del gabinete gubernamental, entre ellos el embajador de Chile, Guillermo Sevilla Sacasa (Embajador de Nicaragua en Estados Unidos), cuñado de Somoza y esposo de su hermana Lillian Somoza Debayle. Castillo Quant fue el único muerto en el operativo por un disparo que le hizo Cuadra al querer resistirse a la toma de su casa y el comando exigió la liberación de 8 reos sandinistas (entre ellos el actual presidente de la nación Daniel Ortega Saavedra), ocho millones de dólares, la publicación en cadena de radio y televisión de los atropellos de la represión que era expuesta la población de Nicaragua de parte de Somoza con su aparato represivo (la Guardia Nacional) y un avión con algunos rehenes para ir a Cuba tres días después, lo que se logró con la mediación de monseñor Miguel Obando y Bravo, Arzobispo de Managua.

Esto hizo que Somoza implantara el estado de sitio y la censura de prensa desde ese día, por 33 meses hasta el 19 de septiembre de 1977, contra los medios de comunicación opositores, incluyendo al diario La Prensa. A finales de los años setenta, grupos defensores de los derechos humanos denunciaban las violaciones de los mismos, cometidas por su gobierno y la Guardia Nacional.

No hay comentarios: