6 de enero de 2014

Primer establecimiento permanente en el Nuevo Mundo

1492: Se construye el Fuerte de Navidad con los restos de la 'Santa María'

El día 5 de enero de 1493 apareció Pinzón con algo de oro y noticias de nuevas exploraciones, que Colón rechazó cambiando los nombres que el marino había propuesto. La cosa no llegó a más. Lo importante era comunicar a los Reyes de España la noticia del descubrimiento.

Pedro García Luaces

El 25 de diciembre de 1492, la expedición comandada por Cristóbal Colón construía el primer establecimiento permanente en el Nuevo Mundo. Se llamó el Fuerte de Navidad y se levantó con los restos de la nao Santa María, encallada en las costas haitianas en la noche anterior, cuando un inexperto grumete manejaba el timón. Colón interpretó este percance como un hecho providencial y dispuso la construcción del fuerte. En realidad la primera impresión de Colón fue sentirse víctima de una conspiración de su tripulación. Un mes antes, Martín Alonso Pinzón había partido con la Pinta sin su consentimiento, para explorar y descubrir por su cuenta. Colón temía que volviera cargado de oro o que partiese rumbo a Castilla para apropiarse del descubrimiento. Mientras, el genovés vagaba por la costa en busca de metales o especias que mostrar para dar valor a su viaje, preocupado por la ausencia de su capitán y con ganas de emprender el regreso. Desde esta perspectiva el accidente de la Santa María era una catástrofe porque dejaba a la tripulación con un solo barco. Pero de pronto, en la angustia distinguió la oportunidad. La Santa María era un amasijo de tablas, cuerdas y provisiones. Dios había lanzado este anuncio en Nochebuena, quería que los españoles construyeran un fuerte y permanecieran en la isla.

Los españoles encontraron buena ayuda de los indios antillanos para rescatar los restos de la Santa María. Colón llamaba a los indios «hombres desnudos», lo que es significativo para determinar que, de forma espontánea, el almirante valoraba en la vestimenta el grado de civilización de los pueblos. A estos indígenas los encontró bondadosos, pacíficos e inocentes, muy fáciles de engañar y desconocedores de las armas, que a menudo agarraban por el filo hiriéndose las manos. Luego descubriría que no todos los pueblos antillanos mostraban igual talante, pero por el momento la buena relación favoreció el intercambio.

Colón dejó a 39 hombres en el campamento de Navidad, bien aprovisionados de pan, semillas y vino para un año. Después partió con la Niña rumbo a España. 

El día 5 de enero de 1493 apareció Pinzón con algo de oro y noticias de nuevas exploraciones, que Colón rechazó cambiando los nombres que el marino había propuesto. La cosa no llegó a más. Lo importante era comunicar a los Reyes de España la noticia del descubrimiento.




No hay comentarios: