22 de enero de 2014

Eduardo Frei Montalva


Eduardo Frei Montalva

El 22 de enero de  1982, Eduardo Frei Montalva falleció tras una cirugía digestiva por una hernia de hiato. Aunque en un inicio oficialmente su muerte se explicó como resultado de un shock séptico tras la operación, derivado de complicaciones en la misma, durante el regreso a la democracia se inició una investigación judicial, tras la cual en diciembre de 2009 se le calificó como homicidio, procesándose a seis personas como presuntos autores y partícipes de dicho delito.

Eduardo Nicanor Frei Montalva (Santiago, Chile; 16 de enero de 1911 – ibídem, 22 de enero de 1982) fue un abogado, periodista y político demócrata cristiano chileno, hijo de padre suizo y miembro destacado de la familia Frei.

Formado en las filas del Partido Conservador y egresado de la Pontificia Universidad Católica de Chile, fue uno de los fundadores de la Falange Nacional, una escisión del conservadurismo que proponía los postulados de la Doctrina Social de la Iglesia y el humanismo cristiano. Tras participar en el gabinete ministerial del presidente radical Juan Antonio Ríos, fue electo senador de la República entre 1949 y 1959 por las provincias de Atacama y Coquimbo, siendo reelecto para el período entre 1957 y 1965 por la provincia de Santiago.

En 1957, Frei participa en la reforma de la Falange Nacional que da vida al Partido Demócrata Cristiano de Chile, el cual lo proclama como su candidato para las elecciones presidenciales de 1958. Aunque es derrotado por Jorge Alessandri y Salvador Allende, obtiene un auspicioso 20,75% que levanta sus posibilidades para las elecciones presidenciales de 1964 donde nuevamente es presentado como candidato. En dichas elecciones es apoyado implícitamente por gran parte de la derecha para impedir la victoria de Allende, obteniendo un histórico 56,08% de los votos.

Tras el fin de su mandato, se convirtió en uno de los principales opositores del gobierno de la Unidad Popular liderada por Allende, asumiendo como Presidente del Senado tras las elecciones parlamentarias de 1973, donde ganó un escaño nuevamente por Santiago, cargo que desempeñó hasta la disolución del Congreso tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. Durante el Régimen Militar, y tras un inicial apoyo al golpe de estado, se convirtió en una de las principales figuras de la oposición contra la dictadura de Augusto Pinochet, siendo el único permitido a realizar una manifestación contraria a la aprobación de la Constitución Política de 1980.

En 1982, Eduardo Frei Montalva falleció tras una cirugía digestiva por una hernia de hiato. Aunque en un inicio oficialmente su muerte se explicó como resultado de un shock séptico tras la operación, derivado de complicaciones en la misma, durante el regreso a la democracia se inició una investigación judicial, tras la cual en diciembre de 2009 se le calificó como homicidio, procesándose a seis personas como presuntos autores y partícipes de dicho delito.

Primeros años

Fue hijo de Eduardo Frei Schlinz, austríaco de origen suizo, que llegó a Sudamérica a los 24 años, pasando desde Argentina a Chile y casándose con Victoria Montalva Martínez, con quien tiene tres hijos: Eduardo, Arturo e Irene.

A los tres años de edad, en 1914 parte con su familia a Lontué, en una de cuyas viñas contratan al padre como contador. Nacen sus otros dos hermanos: Arturo e Irene. En este lugar, asiste a la Escuela Pública de Lontué.

En 1919 la familia regresó a Santiago, continuando sus estudios en el Seminario Conciliar de Santiago. El Concilio fue cerrado después de tres años y entró en el Instituto de Humanidades Luis Campino de la Iglesia Católica, en donde empezó a adquirir un gusto por la lectura y creció su fe católica.

Ascenso en la política

Primero en 1928 ingresó a estudiar derecho en la Universidad Católica gracias a una beca conseguida por su madre con el rector Carlos Casanueva. Allí empezó a tomar posición política, uniéndose en 1929 a la Asociación Nacional de Estudiantes Católicos (Anec), de la que también formaban parte Bernardo Leighton, Radomiro Tomić, Julio Philippi, Jaime Eyzaguirre, Mario Góngora y Rafael Agustín Gumucio. Esta asociación se uniría a la Acción Católica, creando una revista, la "Revista de Estudiantes Católicos", en donde se planteaba el catolicismo a la luz de la encíclicas "Rerum Novarum", de León XIII y las del papa Pío XI.

En 1934 

Frei viajaría a Roma al Congreso Pax Romana representando a la juventud universitaria católica y en la cual tomaría el máximo cargo de la Confederación Iberoamericana de Estudiantes Universitarios creada en la ocasión.

Egresó de abogado en 1932 con su tesis "El régimen del asalariado y su posible abolición", recibiendo el Gran Premio de Honor, otorgado a los alumnos de estudios brillantes y actuación universitaria ejemplar. El texto recoge temáticas, como la "copropiedad de las empresas" y el "accionariado obrero", que sólo años después serían temas de actualidad.

El 27 de abril de 1935 contrajo matrimonio con María Ruiz-Tagle, con la quien tendría siete hijos (Irene, Carmen, Isabel, Mónica, Eduardo, Jorge y Francisco Javier), estableciendo su residencia en Iquique hasta 1937, año en que regresaron a Santiago. En Iquique, se dedicó al periodismo y llegó a ser director del diario El Tarapacá. Durante esta estadía en el norte de Chile además escribiría su libro Chile desconocido.

En 1935 ingresó al Partido Conservador y en él formó parte del grupo que fundó en 1936 la Falange Nacional, germen del Partido Demócrata Cristiano, movimiento que estaba inspirado principalmente en la doctrina social de la Iglesia Católica y las enseñanzas del filósofo francés Jacques Maritain, a quien Frei conocería personalmente.

En Santiago, ejerció como abogado y como profesor de la cátedra de Derecho del Trabajo en la Universidad Católica, además de ser redactor del conservador Diario Ilustrado.

En 1938 la Falange Nacional se separó definitivamente del Partido Conservador, llegando Frei a ser presidente de aquélla en 1941, 1943 y 1945.

Durante la presidencia del radical Juan Antonio Ríos fue ministro de Obras Públicas y Vías de Comunicación, el primer cargo de importancia al que accedía la Falange Nacional, pero renunció a él como protesta por los hechos que culminaron con la Masacre de la Plaza Bulnes, el 28 de enero de 1946. Para esa fecha se encontraba en el Palacio de La Moneda el vicepresidente del renunciado Presidente Ríos, Alfredo Duhalde.

El 28 de julio de 1957 participó en la fundación del Partido Demócrata Cristiano, que fue producto de la unión de la Falange Nacional con el Partido Conservador Social Cristiano, grupos escindidos del Partido Conservador. Posteriormente se sumaron al PDC grupos menores como el Partido Nacional Cristiano y los denominados agrario-laboristas. Eduardo Frei se convirtió en el líder natural del partido, aunque no ejerciera la presidencia de éste.

Fue elegido senador en varias oportunidades: 2ª agrupación provincial (Atacama y Coquimbo, donde había ganado gran popularidad por sus obras como ministro) 1949-1957, y 4ª Agrupación Provincial (Santiago) 1957-1965 y 1973-1981. Este último periodo no pudo completarlo al ser disuelto el Congreso Nacional por el régimen militar.

Se presentó como candidato en las elecciones presidenciales de 1958 obteniendo 254.233 votos (20,7% de los votos válidamente emitidos) y el tercer lugar en la elección que ganó Jorge Alessandri y en la que resultó segundo Salvador Allende.

Frei en el gobierno


Presentado nuevamente en la elección de 1964 por la Democracia Cristiana, superó ampliamente los esquemas partidarios y atrajo a gran parte de la juventud del país con sus ideales humanistas, a lo que se agregó el apoyo incondicional que le entregó la derecha, que abandonó a su candidato Julio Durán y decidió apoyarlo para impedir un posible triunfo de Salvador Allende.

Esto le permitió obtener la mayoría absoluta de los sufragios (que desde Juan Antonio Ríos no se había dado) en la elección con el 56,09%, y la posibilidad de gobernar con la DC solos todo el sexenio, pues el empuje de su campaña y el lema "un parlamento para Frei" le permitió conseguir el 42,3% de los votos en las parlamentarias de seis meses después.

La elección de Frei fue vista con interés en todas partes del mundo, pues se trataba de un experimento político muy prometedor, que podía ser la opción al capitalismo y al socialismo, en plena Guerra Fría. En este contexto mundial, la influencia de Estados Unidos sobre Latinoamérica se hizo presente también para evitar la eventual elección del candidato Socialista Salvador Allende. Así, Estados Unidos a través de la CIA financió más de la mitad de la campaña de Eduardo Frei Montalva en 1964, sin que éste lo supiera.

Programa social


Su programa «Revolución en Libertad» planteaba una reforma estructural del país a través de la creación de cooperativas y nuevas organizaciones sociales como juntas de vecinos, centros juveniles, centros de madres entre otros. Se trataba de la "Promoción Popular" (Ley 16.880): crear organizaciones de base capaces de enfrentar los problemas con lo que se pretendía mejorar las condiciones de vida de los sectores marginales. Los cambios no se realizarían desde el Estado sino desde la comunidad misma. Por ello el gobierno de Frei Montalva dio especial impulso al sindicalismo y a la educación.

Se creó la Consejería Nacional de Promoción Popular que, contra el deseo de Frei Montalva no pudo ser ministerio, aunque tuvo tanta importancia como si lo hubiese sido.

Creó el Ministerio de Vivienda y se construyeron cerca de 130.000 casas económicas. Con ello se buscaba paliar el déficit habitacional creado por el aumento de la población. En seguridad social, dictó la Ley 16.744, que creó el Seguro de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales.

En salud se construyeron 56 nuevos establecimientos hospitalarios, lo que significó duplicar el número de camas.

En educación promulgó la Reforma Educacional, cuyo objetivo fundamental era crear la posibilidad que todos pudieran acceder a la educación y permanecer en ella independientemente del nivel socioeconómico que tuvieran.

Para alcanzar estas metas se construyeron 3.000 nuevas escuelas a lo largo de todo el país, se creó el uniforme escolar igual para todos, se amplió la enseñanza básica a ocho años, se duplicó la matrícula en enseñanza básica y se triplicó en la científico-humanista. Uno de sus logros fue la fuerte reducción del analfabetismo.

Se promulgó también la Ley de Guarderías Infantiles para atender a una población de un millón y medio de niños entre uno y seis años.

En alimentación suplementaria se aumentó en más de un 80% la entrega de leche en el programa materno; la mortalidad general bajó de un 11 por mil al año a un 8 por mil, y la mortalidad infantil de un 103 por mil a un 79 por mil.

En el campo laboral, la sindicalización tuvo un crecimiento extraordinario: de 270.000 a 550.000 personas.

Infraestructura e industria

En obras públicas e industria pavimentó la Carretera Panamericana entre Arica y Puerto Montt, se pusieron en marcha las obras del Metro de Santiago, el túnel Lo Prado y la primera etapa del Aeropuerto Pudahuel, obras que dotaron al país de importante infraestructura en el área del transporte.

En el periodo aumentó la potencia eléctrica instalada en más de un 50%, se nacionalizó la Compañía Chilena de Electricidad, se elevó la refinación de petróleo en un 1%, se creó la Comisión Chilena de Energía Nuclear (Cchen), se creó la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel), se alcanzó a instalar la mayor parte de la red troncal de telecomunicaciones entre Arica y Punta Arenas, se adquirió a través de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) el 51% de la Compañía de Teléfonos de Chile (CTC), se creó la Empresa Nacional de Televisión de Chile y se extendió su red a todo el país.

En cuanto al desarrollo industrial, en materia siderúrgica de hicieron inversiones para ampliar la capacidad productiva de Huachipato de 620.000 toneladas de acero al año a un millón de toneladas; se dio especial importancia a la industria petroquímica con la instalación de seis plantas de diferentes productos en Concepción.

En el campo institucional, se creó la Oficina de Planificación Nacional, actual Ministerio de Planificación y Cooperación.

Las grandes reformas económicas


Un aspecto esencial del gobierno de Frei Montalva fue la puesta en marcha de la Reforma Agraria, ya iniciada bajo la administración de Jorge Alessandri Rodríguez, pero considerada incompleta.

Su fin era "dar acceso a la propiedad de la tierra a quienes la trabajan, aumentar la producción agropecuaria y la productividad del suelo". Se promulgaron en 1967 dos leyes, la Ley de Sindicalización Campesina y la Ley de Reforma Agraria. Ésta última permitía la expropiación de la tierra cuando un predio agrícola era de extensión excesiva, había abandono, mala explotación o fragmentación excesiva de la tierra.

Mediante el texto pudieron ser expropiados 1.300 fundos con una superficie de 3,5 millones de hectáreas, lo que permitió construir más de mil asentamientos, que significaron beneficiar a más de 30.000 personas.

Finalmente, entró en vigor la "Chilenización del cobre". Debido a que este mineral constituía la principal riqueza del país y la primera fuente de divisas, se consideró fundamental que el Estado adquiriera su propiedad. Frei mismo lo consideraba la viga maestra de la economía chilena.

A través de dos negociaciones sucesivas, la "Chilenización" (1965) y la "Nacionalización pactada" (1969), el Estado adquirió importantes participaciones en las grandes minas de capitales estadounidenses. Junto con eso, el Estado obtuvo de las empresas estadounidenses la concesión de un amplio plan de inversiones para aumentar la producción del cobre. A su vez, se acrecentó la capacidad de refinar el cobre en Chile (de 390.000 toneladas en 1965 a 750.000 en 1970) y el control de la comercialización a través de la Corporación Nacional del Cobre de Chile, (Codelco).

En concreto, el Estado compró el 51% de El Teniente, el 30% de Andina, el 25% de La Exótica y el 51% de Chuquicamata, Salvador y Potrerillos (estos tres últimos a Anaconda Copper)propiedad de las familias Rockefeller y Rothschilds.

Su política exterior

Durante el año 1965, ocurrió el incidente de Disputa de la laguna del Desierto, en donde el presidente Eduardo Frei Montalva, tuvo un papel muy débil frente a la disputa argentina, lo cual terminó con el avance de la Gendarmería Argentina sobre dicho territorio, con la posterior pérdida tras el arbitraje del año 1991 bajo el gobierno de Patricio Aylwin.

Se definió, en 1966, el límite en la zona de Palena donde había divergencias entre Chile y Argentina. El arbitraje de S.M. Británica expedió un fallo que fue aceptado por ambos países, donde el fallo británico favoreció a Argentina.

Además, realizó viajes a Europa y América y recibió las visitas del Presidente de Francia, Charles de Gaulle, y en noviembre de 1968 durante una semana la Reina Isabel II y el Príncipe Felipe.

Asimismo, mantuvo relaciones con todos los países, incluyendo la Unión Soviética y sus satélites. No pudo viajar a los Estados Unidos porque el Congreso Nacional le negó el permiso que la Constitución hacía necesario.

Después de la invasión de las tropas del Pacto de Varsovia a Checoslovaquia, Eduardo Frei Montalva envió un vuelo especial para traer los refugiados de varios campos Europeos a Chile (la mayoría de los refugiados continuó a los Estados Unidos porque su sucesor Salvador Allende prometió a devolverlos a Checoslovaquia).

Posteriormente, visitó Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, lo que contribuyó a fortalecer el Pacto Andino.

Tensión con los militares

Antes de finalizar su mandato, Frei debió enfrentar un hecho de armas de relevancia que tensionó sus últimos meses: el llamado "tacnazo", el cual finalmente no pasó a mayores. Este fue un fallido golpe de estado que ocurrió el 21 de octubre de 1969, donde un grupo de oficiales liderados por el general Roberto Viaux, se acuarteló en el Regimiento "Tacna" de la capital para exigir mejoras salariales y profesionales para el Ejército de Chile.

Oposición a Allende y Pinochet


Las elecciones presidenciales de 1970 dieron la victoria al candidato de izquierda Salvador Allende. El candidato de la Democracia Cristiana, Radomiro Tomić, sólo obtuvo 27% de los votos, lo que se constituyó en toda una derrota para el partido.

Allende obtuvo la victoria por mayoría simple y, por tanto, necesitaba ser ratificado por el congreso pleno. Frei estaba convencido de que un gobierno del doctor Allende le haría daño al país. Esta posición fue aprovechada por sectores de derecha que deseaban impedir que Allende alcanzara el poder, los cuales le propusieron a Frei que si la Democracia Cristiana apoyaba la elección de Alessandri en el Congreso, éste renunciaría y se realizarían nuevas elecciones, en donde Frei sería el candidato de la Democracia Cristiana y de la derecha.

A pesar de las conversaciones, Frei y su partido se negaron tajantemente a tal acuerdo conocido como el gambito, por constituir una burla al país y a sus instituciones democráticas.

Tras la entrega de mando, Frei continuó siendo parte en la política, especialmente después del asesinato de su ex ministro del interior, Edmundo Pérez Zujovic, responsable de una masacre de obreros, por el grupo de izquierda Vanguardia Organizada del Pueblo (VOP) en 1971, justificándose en la responsabilidad del ex ministro en la Masacre de Puerto Montt, lo que enterró cualquier posibilidad de entendimiento entre la Unidad Popular y la DC.

Así, el partido se posicionó junto al Partido Nacional en la Confederación de la Democracia (CODE), para hacer oposición al gobierno, transformándose Frei en uno de los símbolos de la oposición.

En las elecciones parlamentarias de 1973, donde se buscaban dos tercios de los votos para destituir al Presidente, Frei fue elegido por primera mayoría senador por Santiago. Sin embargo, la crisis política imperante no tuvo una solución pacífica y se desencadenó un golpe de estado.

Frei no hizo declaraciones inmediatamente después del golpe de estado. La situación le había impactado, especialmente la muerte de Salvador Allende, pero transcurridos algunos meses, justificó en el exterior el golpe,3 pues había evitado al país -a su juicio- una muy probable guerra civil, tal como se creía en ese entonces por amplios sectores de la sociedad, toda vez que la mayoría de los partidos que apoyaban a Allende, fomentaban a través del discurso y de la acción revolucionaria la lucha de clases llegando a postular la necesidad del uso de la vía armada como método de acción revolucionaria, para la que en definitiva demostrarían estar mal preparados.

Frei esperaba que esta intervención militar trajera rápidamente el regreso a la democracia, cosa que no ocurrió, transformándose cada día más en una dictadura personal.

Ante esta situación, Frei se opuso a la continuidad del régimen. Durante el plebiscito para una nueva constitución, Frei participó en el único acto masivo opositor autorizado por el gobierno, en el Teatro Caupolicán, en el que llamó al retorno a la democracia.

De acuerdo a "El Libro Blanco", Eduardo Frei Montalva, luego del golpe militar del año 1973, exigió que se le entregara a él el cargo de Presidente de la República, solicitud que no fue acogida por los militares.
Aunque finalmente la constitución sería aprobada, Eduardo Frei regresaba a la política activa y se convertía en uno de los principales líderes de la oposición a Augusto Pinochet.

Muerte


En diciembre de 1981, Frei se sometió a una cirugía de carácter simple, para extirpar una hernia al hiato, en la Clínica Santa María de Santiago. Sin embargo, días después de su intervención su condición empeoraría drásticamente y fallecería, de manera inesperada, a las 17 horas del viernes 22 de enero de 1982, a la edad de 71 años.

Oficialmente, el deceso se habría producido por una infección bacteriana que habría originado una peritonitis aguda y un posterior shock séptico, mas la muerte de Eduardo Frei originó sospechas de asesinato desde su inicio. Según su familia, Frei Montalva se habría convertido en un importante foco de preocupación para el gobierno de Augusto Pinochet, al erigirse como uno de los principales líderes de la oposición, hasta ese momento clandestina y principalmente relacionada con grupos de extrema izquierda
.
La sospecha de intervención de terceros quedó latente en algunos miembros de la familia Frei y en muchos otros.4 Pero no hubo pruebas hasta que en 2006 se exhumó el cadáver y se encontraron rastros de mostaza sulfúrica y talio en los restos examinados.

El caso judicial sigue hasta el presente con una serie de imputados provenientes aun de su círculo intimo.

No hay comentarios: