6 de enero de 2014

Alejandro I, Rey de Yugoslavia (1888-1934)

Alejandro I, Rey de Yugoslavia (1888-1934)

Abolió además la Constitución de 1921 y prohibió los partidos políticos, estableciendo de este modo una auténtica dictadura (6 de enero de 1929). Signo claro de esta nueva actitud autoritaria (y unitarista) fue la adopción para el país de la denominación "Reino de Yugoslavia" (3 de octubre).

http://www.mcnbiografias.com/

Alejandro I, Rey de Yugoslavia
Imagen de http://es.wikipedia.org/wiki/Alejandro_I_de_Yugoslavia, el 6 de enero de 1929, el Rey Alejandro I abolió la Constitución, inhabilitó al Parlamento y empezó a acumular poderes dictatoriales 

Rey de Yugoslavia. Nació en Cetinje el 16 de diciembre de 1888 y murió en Marsella el 9 de octubre de 1934. Educado en el exilio, entró en Serbia en 1909 tras ser nombrado príncipe heredero (por renuncia de su hermano mayor). Regente desde 1914, dirigió los ejércitos serbios en las guerras de la década de los diez. Su autoritarismo se perfiló ya en los años previos a su coronación como rey de Serbios, Croatas y Eslovenos (1921), que mostró abiertamente cuando debió afrontar la cohesión de su reino. Gobernó dictatorialmente desde 1929, adoptando desde entonces el nombre unitarista de "reino de Yugoslavia", y aprobando reformas con idéntico sentido. A causa de ésto fue asesinado en Marsella (1934) por un separatista macedonio.

El príncipe Alejandro Karageorgevich, regente de Serbia

Alejandro (en serbio, Aleksandar) era hijo de Pedro I Karageorgevich, rey de Serbia (desde 1918, de Serbios, Croatas y Eslovenos) y de Zorka Petrovic-Njegos, princesa montenegrina. El cuarto de los hijos de estos (el segundo varón), nació en el exilio, en el país de origen de su madre, pues su familia había tenido que dejar Serbia al ser destronada y sustituida por los Obrenovich en 1858. Estudió en países europeos tan diferentes como Suiza (Ginebra), donde vivía con su padre, y desde 1889 en Rusia (San Petersburgo), donde fue paje imperial a partir de 1904.

Cuando en 1909 su hermano Jorge renunció al trono, Alejandro fue nombrado príncipe heredero (28 de marzo); entró entonces en Serbia por primera vez (los Obrenovich se habían extinguido en 1903 con el asesinato del rey Alejandro y su familia). Durante la Segunda Guerra Balcánica contra Bulgaria (1913), comandó ejércitos serbios. Poco antes de estallar la Primera Guerra Mundial fue nombrado regente (24 de junio de 1914); en el curso de este nuevo conflicto tuvo la jefatura suprema del ejército de su país. Aunque inicialmente no pudo frenar la ofensiva austro-húngara y Serbia fue invadida, los Imperios Centrales acabaron por ser derrotados, y el príncipe Alejandro entró victorioso, al frente de sus tropas, en Belgrado el 31 de octubre de 1918.

Fue él quien proclamó el 1 de diciembre de 1918 la constitución del Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, cuyo primer monarca era su padre Pedro I. El príncipe Alejandro continuó como regente. Los años siguientes, al frente de un grupo de poder se enfrentó con el partido de Nikola Pasic, cuya ideología era muy semejante a la suya propia, pero que prefería una monarquía parlamentaria frente a la concepción más autoritaria del príncipe Alejandro.

Alejandro I, rey de Yugoslavia

Muerto su padre en 1921, fue proclamado rey el 16 de agosto; poco antes sufrió, sin consecuencias, un atentado. Al año siguiente contrajo matrimonio con María de Hohenzollern, hija del rey Fernando I de Rumanía (8 de junio de 1922). Sus primeros esfuerzos se dirigieron a la estructuración de su heterogéneo reino, compuesto por pueblos de diferente lengua y fe religiosa. No todos ellos tenían el mismo grado de adhesión: los croatas, especialmente, se mostraron muy pronto poco dispuestos a una integración profunda.

Hubo numerosos cambios de gobierno, y el 20 de junio de 1928 un diputado montenegrino asesinó durante una sesión de la Skupstina ("Parlamento") a otros diputados, entre ellos Stjepan Radic, jefe del Partido Campesino Croata. Los restantes miembros croatas del Parlamento se retiraron de la Skupstina. Alejandro I, en vez de buscar un compromiso que apaciguase los ánimos, disolvió el parlamento. 

Abolió además la Constitución de 1921 y prohibió los partidos políticos, estableciendo de este modo una auténtica dictadura (6 de enero de 1929). Signo claro de esta nueva actitud autoritaria (y unitarista) fue la adopción para el país de la denominación "Reino de Yugoslavia" (3 de octubre).

Reorganizó la administración del Estado, dividió el país en nuevas provincias, creó una policía política y aprobó una legislación y unos planes educativos únicos. Incluso las fiestas serían las mismas para todos. El 3 de septiembre de 1931 aprobó una Constitución muy poco liberal en cuanto a derechos civiles e independencia judicial, que mantenía bajo su control la dirección del país. Ello acentuó la oposición croata, y también la macedonia y la de los serbios liberales. Para tratar de mejorar las condiciones económicas se aproximó en 1933 a Bulgaria, firmó con Checoslovaquia y Rumanía la Pequeña Entente, y con Turquía, Grecia y Rumanía la Entente Balcánica (1934). También renovó la amistad con Francia, país que tenía su simpatía.

El descontento político interno, manifestado abiertamente, y la crisis económica, que no conseguía superar, le hicieron considerar la posibilidad de restaurar un sistema parlamentario pleno. Sin embargo, el 9 de octubre de 1934, mientras realizaba una visita de estado por Francia (minutos después de desembarcar), fue asesinado en Marsella por Vlada Gheorgiev, terrorista macedonio de nacionalidad búlgara y perteneciente a la VMRO ("Organización Revolucionaria para la Liberación Macedonia"). En el mismo atentado murieron Louis Barthou, ministro francés de Asuntos Exteriores, que le acompañaba, y dos espectadores. Le sucedió el mayor de sus tres hijos, Pedro II, que era menor de edad, y que quedó bajo la tutela de su tío el regente Pablo Karageorgevich. Sus otros dos hijos eran los príncipes Tomislav y Andrés (Andrej).

No hay comentarios: