31 de diciembre de 2013

Galeras / Castigo a Galeras





Galeras / Castigo a Galeras



Galera Real de Luis XIV (Francia) en la Era de Vicen

Galera Real de Luis XIV (Francia) en la Era de Vicen

Las galeras podemos definirla como la pena que se imponía a algunos delincuentes por la comisión de delitos y que consistía en remar en las galeras del rey

Se castigaban con galeras aquellos delitos denigrantes y a aquellos que reincidían, dando a entender que no había rehabilitación del condenado

La pena de muerte que se imponía por ciertos delitos se conmutaba por la pena de galeras por un tiempo no inferior a dos años, según la condición de las personas, según las circunstancias de los hechos, y siempre que estos no fueran tan graves que hicieran imprescindible la pena de muerte

Galeote era el condenado a galeras, así en una galera los que remaban eran condenados, también podían ser esclavos, en algunos casos voluntarios que tras el pago de la condena al no encontrar trabajo volvían a la galera remando a cambio de un salario

 Galeras / Castigo a Galeras


Delitos como, asesinatos, hurtos, molestar a una mujer casada, podían ser el motivo de que uno terminara remando en los galeones españoles 

La pena era durísima pero se debe tener en cuenta que conmutaba la pena de muerte o pena corporal, podría considerarse como un mal menor, mas, requería un gran esfuerzo físico además de soportar las malas condiciones sanitarias de la galera. Se encadenaban a los remos lo que obligaba a que toda su vida la hicieran en el banco, desde dormir a hacer sus necesidades, tanto es así que se conocía la llegada de una galera por el terrible olor que despedía

Si nos referimos a su comida era un pan medio fermentado al que se agregaba agua para que fuera comestible y una ración de legumbres cocidas, Si había que exigir un mayor esfuerzo debido a circunstancias como el estado del mar, se les aumentaba la ración de legumbres aceite vino y agua

El trabajo en la galera se distribuía en función de la fuerza física del individuo sin atender a otro concepto, tampoco existía distinción en la comida en el vestida o en el cuidado sanitario.

Solían afeitarles la cabeza para identificarlos en caso de fuga, eso si a los musulmanes se les permitía llevar un mecho de pelo, respetando su creencia de que al morir Dios los cogería del pelo para transportarlos al Paraíso

El personal de la galera podemos clasificarlo en galeotes, marinos, e infantes, entre todos unos 500 hombres, de ellos unos 250 podían ser remeros, cada cinco de ellos encadenados manejaban un remo

Dysmachus - Wikimedia Commons

Dysmachus - Wikimedia Commons

También corrían el riesgo de morir si el barco se hundía, pues al ir encadenados necesitaban que alguien los ayudara cosa que no ocurría

Muchas de estas cosas las conocemos gracias a los “Libros de Galeras” que actualmente se están restaurando en el Museo Naval de Madrid

 Galeras / Castigo a Galeras


Son libros donde se practicaba el registro de todo el personal de la Galera, desde los oficiales hasta los esclavos

Allí se anotaba los nombres de todos, incluso el personal de remo, no obstante a los presos es a los que mayor número de datos se les tomaba con la finalidad de poder reconocerlos durante la condena, para determinar quien era cada uno de ellos, se tomaba nota de su procedencia, de la de sus padres, el delito que había cometido, sus rasgos físicos y los años que debía permanecer en galeras, este era un trabajo para el escribano de la galera

Los libros que posee el museo van del año 1624 al 1748 y pertenecen a la Escuadra de Galeras de España , en la época de Carlos V estas escuadras se reestructuraron en cuatro , una con base en España, otra en Génova, Nápoles y Sicilia 

De los 25 libros que figuran en el Museo y que casi la mitad de ellos se encuentran ya restaurados, 18 guardan relación de forma exclusiva con los datos de los presos forzados

Aunque las galeras constituyeron una importante arma naval en el Mediterráneo, desempeñaban a la vez la función de cárceles que recibían por parte de la justicia infinidad de prisioneros que debían de cumplir condena.

Así por un lado se descongestionaban las cárceles y por otro tenían una mano de obra gratuita para poder impulsar estos buques

No hay comentarios: