26 de noviembre de 2013

Ley Universitaria: alumnos que jalen tres veces el mismo curso serán separados

Síguenos en facebook

Congreso

Ley Universitaria: alumnos que jalen tres veces el mismo curso serán separados

La República 

Ley Universitaria: alumnos que jalen tres veces el mismo curso serán separados

Ley Universitaria. Foto referencial

Sin embargo, Daniel Mora reconoció que pueden modificar este capítulo y los estudiantes sean separados por un año. Estudiantes advirtieron que medida puede ser utilizada como una herramienta de represión de las autoridades a los alumnos.

Rider Bendezú


A pesar que no se logró el consenso de ideas, la Comisión de Educación del Congresoaprobó, en su última sesión, tres capítulos del proyecto de la nueva ley universitaria que busca terminar con los ‘estudiantes eternos’.

En esencia, el noveno, el primero de los tres capítulos aprobados, plantea que el universitario que desapruebe tres veces el mismo curso será separado, de manera automática, de la casa de estudios.

Esta medida no es nueva para pocos, dado que solo algunas universidades han puesto en práctica este tipo de sanción desde hace algún buen tiempo, sin necesidad de la existencia de un artículo similar en la ley.

Para los congresistas que apoyan el texto, como el presidente de la comisión, Daniel Mora, esto permitirá ponerles fin a los alumnos que ven a la universidad como un punto de esparcimiento social o una oportunidad para ejercer un control político, sin tener en cuenta su rendimiento académico.

El artículo en mención señala que aquel alumno que no apruebe tres veces la misma materia será separado de la universidad, perdiendo su condición de estudiante, al punto que debe volver a postular.

Esta medida ha sido saludada por diversos sectores. Incluso, el vicepresidente de laFederación de Estudiantes (FEP), César Balcázar, saludó esta parte del proyecto, porque permitirá que solo se queden en la universidad aquellos estudiantes que sí rindan académicamente.

Sin embargo, advirtió que existen casos en que los representantes estudiantiles son hostigados por las autoridades universitarias, al punto que piden a los docentes desaprobarlos en distintas materias. Señaló que con esta disposición, podrán sacarlos de la universidad, fácilmente.

Para el congresista Yonhy Lescano, uno de los principales opositores a este dictamen en el interior de la Comisión de Educación, el noveno capítulo no resuelve los temas de fondo que deben ponerse en discusión como los derechos del estudiante.

En ese punto, indicó que esta parte del proyecto debió garantizar el medio pasaje para los universitarios, así como el fortalecimiento del sistema de becas estudiantiles, la implementación de una bolsa de trabajo para el alumno, así como un límite en el rango de pensiones que una universidad privada, con o sin fines de lucro, pueda establecer.

Precisamente, un capítulo importante de este proyecto es el duodécimo, el cual aborda a la universidad privada y que se debatirá en la próxima sesión ordinaria de la comisión, tal como lo adelantó Mora Zevallos.

ADMITEN POSIBILIDAD A CAMBIOS

Luego de conocerse la aprobación del noveno capítulo, diversos estudiantes expresaron su incomodidad y oposición a esta parte del texto, porque –según argumentaron- no se puede generalizar todos los cursos, ya que algunos son más complejos que otros.

Al respecto, Daniel Mora afirmó que no todas las carreras profesionales son iguales y existen dificultades en algunas materias. Frente a este escenario, reconoció que el proyecto puede ser modificado, ya sea antes de pasar al Pleno del Congreso o en el mismo debate posterior.

El legislador peruposibilista señaló que a su despacho llegaron diversas sugerencias para realizar ajustes al capítulo sobre los estudiantes pero que, a su vez, les pongan fin a los alumnos eternos.

Entre estas recomendaciones, destacó una aplicada en Costa Rica que establece que el universitario pude jalar un curso por primera vez, pero si desaprueba en una segunda oportunidad, solo puede matricularse en esa materia al semestre siguiente. Si no aprueba por tercera vez, es separado de la universidad por todo un año. Si al regresar vuelve a desaprobar, es expulsado definitivamente de la institución.

Otra de las propuestas que puede aplicarse al proyecto, según Mora, es que cada universidad, según su reglamento o estatuto, defina la manera en que sancionarán a los alumnos que jalen, pero manteniendo el objetivo de darle fin a los estudiantes eternos.

No hay comentarios: