2 de noviembre de 2013

La Llave de Sarah (2010)


La Llave de Sarah (2010)




“La Llave de Sarah” (2010), es una cinta francesa dirigida por Gilles Paquet-Brenner, basada en la novela de Tatiana de Rosnay.


La Llave de Sarah (2010)
La Llave de Sarah (2010)



Es julio de 1942, y Sarah Starzynski, en compañía de su madre, ve cómo varios gendarmes pretenden irrumpir en su casa de París. Desesperada, Sarah oculta a su hermano en un pequeño escondrijo: una suerte de armario camuflado con la propia pintura de las paredes de su habitación. Tras cerrar el armario, es la propia niña quien conserva la llave.


Pero Sarah y su familia son detenidos y trasladados por los gendarmes al Velódromo de Invierno, casi en condiciones de hacinamiento, y después destinados y separados en campos de concentración.


Gracias a la colaboración de uno de los vigilantes, Sarah logra escapar y emprender una carrera cuyo único fin será regresar de nuevo a su pequeño apartamento de París, para liberar a su hermano.


Más de medio siglo después, Julia Jarmond, periodista afincada en Francia, comienza a documentarse de cara a escribir un artículo sobre la persecución contra los judíos llevada a cabo por la Gendarmería Francesa. Su investigación comienza en el propio piso que habita en la capital, junto con su marido y su hija. Cuando Julia comienza a indagar, descubre que el piso, heredado por su esposo, esconde una historia que todo el mundo parece haber olvidado. Será el hilo del que comenzará a tirar para desarrollar su investigación, en la que la figura de Sarah Starzynski no tardará en surgir. Julia será, sin saberlo, la única persona que podrá reconstruir la historia de Sarah, y así saber qué fue finalmente de aquella valiente niña judía. 


La Llave de Sarah (2010)
La Llave de Sarah (2010)


Una cinta dramática que no sólo nos traslada a los inmensos horrores de un tiempo no tan lejano. También incide en el poder de nuestra propia historia personal, en lo que olvidamos con los años o nos han ocultado por alguna razón. Todo ello se entremezcla con la historia de superación de una madre que ve cómo, a medida que escarba en su pasado, su presente se va desmoronando, y aún así no cesa en sus empeños.


Sin ser imprescindible, “La Llave de Sarah” es una cinta recomendable. Quizás algo lenta en ocasiones, pero sin llegar a tornarse pesada o aburrida. Hará las delicias de los más sensibles.

No hay comentarios: