5 de noviembre de 2011

Presidente Humala planteó al Acuerdo Nacional discutir una política hídrica y un ordenamiento territorial para el país


Al inaugurar el 95 Sesión del Acuerdo Nacional, dijo que ambos temas son causa de muchos conflictos sociales en el Perú.

También pidió a los integrantes del foro definir políticas que aseguren la presencia del Estado en todo el territorio nacional.

El presidente de la República, Ollanta Humala Tasso, planteó incorporar en el Acuerdo Nacional la discusión sobre una política hídrica nacional y un ordenamiento territorial que aprobado en una megaconsulta a la población, permita determinar los usos de nuestros recursos naturales en cada parte del territorio nacional.

Fue al inaugurar la Nonagésima Quinta Sesión del Foro del Acuerdo Nacional, en el Gran Comedor de Palacio de Gobierno, con la participación del presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner; el secretario técnico del foro, Max Hernández; ministros de Estado, representantes de los diferentes partidos políticos, de los gremios empresariales y organizaciones de la sociedad civil.

Dijo que una política hídrica nacional es indispensable porque gran parte de los conflictos sociales que existen en el país son producto de discusiones y diferencias respecto al uso del agua.

Tenemos que pensar qué vamos a hacer con ese recurso, señaló, porque el 97% de las reservas de agua dulce se van a la Amazonía y el 1.7% a la costa, donde vive el 60% de la población.

Además, mencionó que la mayor parte de proyectos de irrigación hacia la Costa son trasvases de las aguas del Atlántico hacia el Pacífico y las comunidades altoandinas ven que el agua va para un lado y para el otro, pero ellos no la disfrutan porque no tienen sistema de saneamiento básico ni electrificación, que se puede obtener a través de la hidroenergía.

Ordenamiento territorial

De igual forma, señaló que se necesita darle al país un ordenamiento territorial en el que fluyan las consultas con las regiones y las provincias, y se pueda definir qué territorios deben declararse reservas naturales, determinarse los colchones acuíferos, las áreas de minería o actividades extractivas, agroindustriales, qué tipo de ganadería debe desarrollarse en cada lugar, entre otras disposiciones.

Si bien ese trabajo puede durar un par de años, afirmó que es necesario hacerlo y significará realizar una megaconsulta a la población sobre el carácter que le queremos dar al territorio. Eso va a ayudar a la paz social que requerimos todos los peruanos, sostuvo.

El jefe de Estado mencionó también el medio ambiente como un tema de diálogo fundamental en este foro, en vista de los fuertes problemas que existen en Madre de Dios, Cerro de Pasco, Junín y Cajamarca, entre otras regiones, y que se deben resolver.

Esa discusión, añadió, implica elaborar una política medioambiental activa que pasa por recuperar el principio de autoridad del Estado frente a intereses particulares o economías ilegales que no perdonan ningún árbol y prefieren talarlos para sacar oro.

Presencia del Estado en todo el territorio

En otro momento, indicó que también está pendiente resolver el problema de cómo llevar el Estado a todo el territorio nacional, lo que implica discutir qué Estado queremos. Necesitamos un Estado que esté presente en todo el territorio nacional, que norme la vida en comunidad, que formalice la economía y que combata las economías ilegales, refirió.

Detalló que en el VRAE, debido a la falta de Estado, tenemos un conjunto de economías ilegales que se han ido enquistando durante muchas décadas, el narcotráfico, la tala ilegal de madera, la corrupción que permite que todo funcione como el mecanismo de un reloj, y los remanentes subversivos, todos con un interés común: que no haya Estado, porque mientras no haya Estado funciona la ley de la selva.

En ese sentido, afirmó que a su Gobierno le interesa que Estado esté en estos lugares y no sólo a través de las Fuerzas Armadas sino de organismos que deben estar en el lugar, como la Sunat, Osinergmin, y los sectores Educación y Salud, entre otros.

En seguida, invitó a los miembros del Acuerdo Nacional, a reflexionar y ayudar a mejorar políticas de gobierno, sin tinte ideológico ni camiseta partidaria para consolidar políticas públicas y que todos se comprometan a cumplirlas más allá de si son gobierno.

Dependerá de todos los presentes que el Acuerdo Nacional tenga un sitial importante en la política nacional o que sea visto como una junta de notables que vienen a tomar y comer algo y nada más. El pueblo sacará conclusiones de acuerdo a lo que resulte de estas reuniones, que deben ser productivas y concretas, agregó.

El jefe de Estado también ratificó su posición respecto a que para su Gobierno es fundamental la Educación y que por eso en el Proyecto de Presupuesto Público del 2012, para cumplir los compromisos del Acuerdo Nacional, se ha propuesto un incremento de más de 1,500 millones de soles a ese sector.

Asimismo, felicitó y destacó el trabajo de Max Hernández en el Acuerdo Nacional, como una persona conciliadora, que sabe escuchar, y recordó que en ocasiones se acercó a su oficina para conversar cuando él era candidato y no ingresaba a las sesiones por determinadas razones.

En esta sesión, Max Hernández se retiró del cargo de secretario técnico y le pasó la posta al economista Javier Iguíñiz para el período 2011-2016.

No hay comentarios: