5 de noviembre de 2011

Los 100 días de Humala en el poder vistos desde todos los flancos


En Enfoque de los Sábados, un destacado panel evaluó la gestión del presidente Ollanta Humala. Coincide en que hay más ´continuidad´ que grandes reformas, pero destacan el rumbo de la economía.

Los primeros 100 días del presidente Ollanta Humala Tasso el Gobierno han sido de altas y bajas: se observa la "continuidad" de algunas políticas de gobierno acertadas, pero se mantienen algunas dudas en un camino que falta mucho por recorrer.

Un destacado panel analizó en Enfoque de los Sábados las acciones del jefe de Estado en lo que va de su gestión. El sociólogo Carlos Basombrío consideró que "hay más continuidad que cambio" ante la expectativa de varios sectores, que tenían ideas de grandes reformas a la Constitución.

También se arrastran los problemas típicos de corrupción como la denuncia por supuesto tráfico de influencias contra el segundo vicepresidente Omar Chehade. 

Asimismo, Basombrío apuntó que "ingenuamente" se pensó que acabarían los problemas sociales, pero eso no se vislumbra. 

Remarcó no obstante, que definitivamente existe un cambio de estilo, "Humala es muy diferente a (Alan) García". Si bien no tiene la capacidad política para manejar situaciones complejas como su antecesor, es una persona "disciplinada" que se deja ayudar.

El economista Alejandro Indacochea destacó la continuidad de la política macroeconómica, que mantiene la apertura al mercado internacional y al diálogo. 

No obstante, dijo que un problema es que no hay claridad en cómo se concretará un crecimiento con inclusión social. 

Advirtió problemas serios de consistencia y coherencia en cómo se reformularán los programas sociales sin "boicotear" el presupuesto.

Reconoció, sin embargo, que 100 días es un periodo muy corto para evaluar un gobierno, aunque ya se está marcando una pauta de lo que se viene en adelante.

Destacó que el cobro de regalías mineras, que pudo ser un "entrampe mayor", se ha contenido bien.

Pero, acotó que es preocupante el discurso del presidente Humala en Paraguay, donde habló de un Estado fuerte e interventor, lo cual hace recordar la preocupación de varios sectores durante la campaña electoral ante una eventual estatización.

Anotó que a nivel de gobierno hacen falta los criterios de cómo van a prever el manejo de los conflictos sociales, pero también cuál será el plan de contingencia ante la incertidumbre por un contexto internacional complicado.

A su turno, el asesor de la Presidencia del Consejo de Ministros Sinesio López subrayó que Humala Tasso ha planteado reglas claras para todos, seguridad jurídica, equilibrio macroeconómico, una política monetaria y fiscal responsable, porque "obviamente se da cuenta de que la cosa no caminaba", según la primera hoja de ruta que se había trazado. 

Sostuvo que dio el "gran salto" con la inclusión de Luis Miguel Castilla en el Ministerio de Economía y la ratificación de Julio Velarse al frente del Banco Central de Reserva (BCR), porque se dio cuenta de que "una situación de democracia polarizada hubiera sido terrible". 

"Hay un realismo político. Ollanta Humala es consciente de las relaciones de fuerza", sentenció al explicar que son los medios de comunicación y los poderes fácticos los que -en gran medida- mandan en política, mientras que en economía lo hacen los grupos de poder en ese rubro. 

"Si no hay acuerdo entre presidente y los grupos empresariales, el crecimiento con inclusión en este país no marcha", aseveró. 

Por su parte, el investigador Carlos Monge coincidió con el panel en que hay una continuidad del gobierno, pero advirtió problemas en el sentido de que el oficialismo tiene una bancada que se constituye con el discurso más duro de Humala en primera vuelta, mientras que el Gabinete es el resultado de una moderación y "corrida al centro" que los llevó al poder.

Sin embargo, a su juicio, no existe un peligro de autoritarismo político o de populismo estatista.

No hay comentarios: