Translate

28 de marzo de 2011

La mujer de hierro: Nadine Heredia

La mujer de hierro:
Nadine Heredia




Cuando las aspiraciones del nacionalista peruano van en alza y busca posicionarse como una alternativa moderada, su esposa aparece como la dura del matrimonio y la prensa recuerda sus lazos con el chavismo. 

GASPAR RAMÍREZ 

Ollanta Humala suda y gasta suelas en la selvática Iquitos para conquistar los votos esquivos hace algunos meses, hoy no tanto. Lo acompaña Nadine Heredia, su esposa, que ese día camina raro. "¿Está usted coja?", le pregunta un periodista. "¡Qué chismoso eres!", responde molesta. Sí, estaba coja: días atrás oyó el llanto de Samín, su hijo de tres meses, corrió, se torció un dedo.

Al menos en cuanto a perfil electoral, la anécdota de hace una semana muestra las dos caras de la mujer de Humala: por un lado la madre siempre alerta, embarazada en plena campaña, pero siempre en la primera línea; por el otro, la mujer explosiva, dura, que dispara contra lo que se mueva.

Una moneda de dos caras que según el lado que caiga puede sumar o restar valiosos votos en momentos en que su esposo repunta en las encuestas y se ilusiona con una segunda vuelta que hace poco pintaba para quimera.

Humala dio un giro brusco y efectivo: en la campaña de 2006 explotó el ultranacionalismo intransigente, con ataques a Chile y cercano a Hugo Chávez. Le alcanzó para pasar a segunda vuelta, pero se desinfló frente a Alan García. El Ollanta 2011 se perfiló templado, moderado, de risa fácil, cercano, y del Presidente venezolano no se acuerda ni en bromas.

Por eso, una esposa cálida, joven, que corre y se lesiona por cuidar a sus hijos, apuntala esa nueva imagen. Pero una esposa radical, que dispara contra Chile, los rivales de su esposo y que la prensa peruana vuelve a ligar con Chávez...

Nadine Heredia nació en Lima hace 34 años, fue a colegio de monjas, era buena alumna pero se portaba mal; es cofundadora del Partido Nacionalista Peruano (PNP), encargada de las relaciones internacionales de la agrupación, tiene dos hijas (Illariy y Nayra), un hijo (Samín) y, dicen los que la conocen, no sería la típica Primera Dama.

Heredia estudió comunicaciones en la Universidad de Lima y tiene un magíster en sociología en la Universidad Católica de Perú. "Me parece una mujer preparada, ciertamente mejor preparada que el marido, eso está claro", remata Pedro Cateriano, abogado y especialista en Derecho Constitucional y Laboral peruano.

Carlos Tapia es ex vocero del PNP y estuvo a cargo de la campaña de 2006. A Nadine la recuerda como una mujer de carácter, siempre codo a codo con su esposo y si bien durante el proceso actual ha tenido un perfil más bien bajo, no la ve como un "florero" más en Palacio Pizarro.

Su carácter es famoso. Si en un termómetro político Ollanta marcara 36 grados, su esposa ya sería fiebre. Al menos eso creen en Washington. El cable LIMA 000637 filtrado por WikiLeaks describe una reunión el 16 de abril de 2009 entre Michael McKinley, entonces embajador de Estados Unidos en Perú, y Ollanta Humala en la residencia del diplomático.

Ollanta asistió con Heredia, a quien McKinley describe como "el cerebro político radical detrás de Humala".

Sobre otra reunión en la que no participó Nadine, el diplomático anotó: "Sin la presencia de Nadine y la influencia que hemos visto anteriormente ejerce sobre él, Ollanta se mostró más relajado y notablemente más abierto en una serie de temas".

Su padre, ayacuchano, y su madre, cajarmarquina, llegaron a Lima buscando un futuro mejor, por lo que Nadine resalta que a su familia mestiza nadie le regaló nada: son de los millones de peruanos de provincia que no la han tenido fácil.

Alejada por su embarazo de la primera línea, Heredia se parapetó en Twitter para disparar contra blancos que su esposo trata de evitar. "Vamos a recuperar + de 60 mil kilómetros cuadrados de mar que están en manos de chilenos...", publicó en su cuenta a fines de febrero. "Tacna debe tener su mar territorial y esa es una tarea que nos comprometemos a realizar en La Haya y en todos los foros internacionales", twitteó.

Los Humala-Heredia acusan un complot de la prensa para acabar con las aspiraciones de los nacionalistas. El último "ataque": reflotar los supuestos nexos de Nadine con Chávez, el punto débil de la dupla. "Para nosotros quedó muy claro que las elecciones de 2006 las perdimos por Chávez", se sincera Carlos Tapia, ex estratega de los nacionalistas.

El diario peruano Correo reveló que entre enero de 2007 y febrero de 2009 Nadine Heredia recibió envíos mensuales de dinero desde Venezuela, en particular de la empresa Operadora Canal de Noticias (CN), compañía que es investigada por haber firmado un contrato por US$ 1 millón con la anterior administración de la alcaldía metropolitana de Caracas para realizar labores que nunca cumplió.

El contrato fue firmado en la misma época en que Heredia recibía el dinero, reveló el periódico la semana pasada.

Madre y estratega, preocupada y combativa, ¿pilar o lastre? Magíster en sociología, Nadine es descrita por los analistas como "más preparada que su marido". Pocos dardos, pero precisos

Nadine Heredia no se ha visto mucho durante esta campaña y ha dado pocas entrevistas. En febrero abrió las puertas de su casa a la revista Caretas, donde resaltó la madre preocupada que debe hacer pausas para atender llamados y a sus hijos. Pero también deja escapar a uno que otro dardo. Caretas le preguntó su opinión sobre Keiko Fujimori, una de las rivales de su marido: "Tiene el peso de la corrupción del gobierno en el que ella participó", aludiendo a la administración de Alberto Fujimori.

Fuente: EL MERCURIO